Hivos Latin America

Latin America

Todos los Ojos en la Amazonía

Read this post in English, here.

Los bosques son cruciales para el futuro de nuestro planeta: nos proveen oxígeno, nos brindan un sistema de enfriamiento natural y resguardan miles de millones de toneladas de CO2.

Sin embargo, el bosque amazónico y las personas que viven en él se encuentran bajo una presión nunca antes vista debido a amenazas de codicia, poder, corrupción, e ignorancia. La Amazonía representa una ruta para acceder madera, aceite, minerales y metales preciosos que termina con la tala de grandes sectores del bosque para generar espacios para la agricultura y plantaciones.

Al seguir los flujos económicos de proyectos devastadores a nivel social y ambiental, usualmente nos encontramos con inversionistas que se benefician enormemente de ellas, tales como bancos multilaterales y comerciales, fondos de pensiones, y agencias crediticias de exportación.

Es hora de luchar

Ya es hora de que quienes protegen a los seres humanos y a la naturaleza, tomen ventaja en esta lucha. Por eso, Hivos y sus socios están emprendiendo un gran esfuerzo entre el 2017 y el 2020, llamado “Todos los Ojos en el Amazonía”. Esta iniciativa, incluirá capacitación, recolección de datos, investigación, lobbying, campañas de sensibilización y acciones para el cumplimiento de la ley en Brasil, Ecuador, y Perú.

“Todos los Ojos en la Amazonía” combina las fuerzas de activistas ambientales y de derechos humanos; la fuerza de la tecnología más avanzada; y la de los saberes de grupos de personas indígenas de la Amazonía para exponer y solicitar acciones contra empresas, inversionistas, multinacionales, gobiernos y empresas agroforestales que abusan de su poder y se lucran en secreto de la destrucción del bosque.

Todos los Ojos en la Amazonía: cuatro pilares

Greenpeace e Hivos, los fundadores de este proyecto, son pioneros en sus esfuerzos de crear un mundo verde y sostenible y de proteger al medio ambiente. En conjunto con nuestros socios, hemos diseñado un proyecto que busca entregar:

Transparencia radical. Gracias a la nueva tecnología de radar satelital y evidencia de comunidades locales, podemos mapear exactamente cuándo y dónde ocurre la deforestación e investigar a las personas responsables.

Responsabilidad total. Todos los socios y socias tomarán acciones coordinadas para detener a quienes destruyan el bosque. Esto consiste en la creación de escrutinio público, el acatamiento al cumplimiento de la ley, el inicio de demandas internacionales y la movilización de las audiencias a través de campañas mundiales. Para realizar esto, las y los socios recibirán una capacitación en todas estas áreas, además de una en seguridad personal.

Derechos de la tierra de las comunidades indígenas. Buscaremos el reconocimiento y ejercicio de los derechos a la tierra por parte de poblaciones indígenas y exigiremos a los gobiernos que financien el importante trabajo de los equipos locales de guardabosques. A través del cabildeo, trabajaremos para el reconocimiento internacional del derecho a la tierra de las personas indígenas.

Aprender, compartir, y escalar. El proyecto tiene un componente de ‘conexión y aprendizaje’, el cual, sistemáticamente recolecta lecciones, nuevos aprendizajes y comparte su conocimiento con otras organizaciones con objetivos similares. En otra etapa, nuestro abordaje se escalará a Congo e Indonesia mediante un financiamiento de ‘semillas y escala’. La meta final es detener la deforestación no sólo en la Amazonía, sino en todo el mundo.

Una coalición única

Todos los Ojos en la Amazonía es una coalición única de once organizaciones indígenas, ambientales, y de derechos humanos, además de una organización de cumplimiento de la ley internacional. No obstante, la llave de la protección duradera del bosque está en las manos de las poblaciones indígenas.

El elemento unificador de todas nuestras actividades es la cooperación con las comunidades locales. Ellas deciden, en gran parte, qué haremos y qué no. El proyecto las apoya con instrumentos tecnológicos y capacitación y las incluye en nuestras redes, como por ejemplo, foros internacionales.